Cuando se habla de Cajas de Musica, la primera imagen que se nos viene a la cabeza es la de un porta joyas con una simple bailarina girando en su interior. No obstante, los tiempos han cambiado y hoy en día es posible encontrar una nueva versión de este clásico de larga data.

En efecto, esta área ha recibido grandes innovaciones en materia visual. Desde las bolas de agua con música hasta los tiovivos de porcelana, la cajas musicales han conseguido así adaptarse a las pretensiones de coleccionistas y de fanáticos del buen gusto. Pero eso no lo es todo, ya que en los últimos tiempos han aparecido en escena relojes cucú con escenas realmente magníficas y artículos que no pueden ser catalogados más que como increíbles obras de la ingeniería moderna.

De más está decir que el universo de las cajas musicales no es sólo infantil y femenino, puesto que se trata de una comunidad internacional de adultos que sienten placer por lo estéticamente bello. Por otra parte, estos elementos funcionan de maravilla a la hora de pensar en un obsequio personal y diferente.

Si bien los artículos más simples rondan los 15 euros, es posible encontrar piezas de colección que oscilan entre los 60 y los 200 euros.